Meditación del domingo: esa perla

Meditación del domingo: esa perla

 

perla_0 (1)

Quien encuentra esta perla

es como el navegante frente al mar y al viento nuevo.

 

Brilla en los ojos del sembrador

sorprendido por el fruto insospechado.

 

Quien encuentra esta perla

emprende cualquier locura para ganarla.

suelta las redes de sus luchas

y se lanza tras su gozo secreto.

 

 

Pero no basta con encontrar la perla

 

El sembrador esparce el grano y sólo algunos germinan.

Las aves regresan cada primavera

sabiendo que volverá el otoño y la partida.

 

Muchos pudieran hallar el tesoro y no descubrir su secreto.

 

Tantos recorren el mismo camino

sin detenerse en sus misterios.

 

El murmullo de la perla apenas puede contar

sobre los soles y los mares.

Pero sabe traer a tierra el rumor de la hondura

y habla en su silencio sobre el gozo

de allá adentro.

 

Así nos mueve a no dejar nunca de ir a lo más íntimo

para aprender a brillar.

 

2 comentarios sobre “Meditación del domingo: esa perla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s