Publicado en Christian Díaz Yepes

La Palabra de hoy: Signo de contradicción

La Palabra de hoy: Signo de contradicción

29 de diciembre

fabriano-presentacion-templo

† Lectura del santo Evangelio

según san Lucas (2, 22-35)

Gloria a ti, Señor.

Transcurrido el tiempo de la  purificación de María, según  la ley de Moisés, ella y José  llevaron al niño a Jerusalén  para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley:

Todo primogénito varón será  consagrado al Señor, y también para ofrecer,  como dice la ley, un par de tórtolas o dos pichones.

Vivía en Jerusalén un hombre  llamado Simeón, varón justo  y temeroso de Dios, que  aguardaba el consuelo  de Israel; en él moraba  el Espíritu Santo, el cual le  habíarevelado que no moriría  sin haber visto antes al Mesías del Señor.

Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José  y María entraban con el niño  Jesús para cumplir con lo  prescrito por la ley, Simeón  lo tomó en brazos y bendijo a Dios,diciendo:

“Señor, ya puedes dejar morir  en paz a tu siervo, según lo que  me habías prometido, porque  mis ojos han visto a tu Salvador,  al que has preparado para bien  de todos los pueblos, luz que  alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel”.

El padre y la madre del  niño estaban admirados  de semejantes palabras.  Simeón los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció:

“Este niño ha sido puesto  para ruina y resurgimiento  de muchos en Israel, como  signo que provocará  contradicción, para que  queden al descubierto los  pensamientos detodos los  corazones. Y a ti, una espada  te atravesará el alma”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

“Contra la luz que baja de los cielos resalta, más siniestra y más negra, la noche del pecado. El niño en el pesebre tiende sus manitas y parece querer decirnos ya con su sonrisa las palabras que brotarán un día de sus labios de adulto: venid a mí todos los agobiados y oprimidos (…). Jesús pronuncia su Sígueme y quien no está con él está contra él. lo pronuncia también para nosotros y nos sitúa ante la opción entre la luz y las tinieblas (…). Si ponemos nuestras manos entre las del niño divino y respondemos a su Sígueme con un , entonces somos suyos y está libre el camino para que su vida divina pueda derramarse sobre nosotros. Vida que no es aún contemplación beatífica de Dios en la luz de la gloria; es todavía oscuridad de la fe, pero ciertamente no es de este mundo y es ya una existencia en el reino de Dios”.

Edith Stein

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Recientemente ha merecido el Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz". También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). Actualmente ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Anunciación del Señor de La Boyera, Caracas, y la docencia en el Seminario Mayor Arquidiocesano de Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s