Publicado en La Palabra de hoy

La Palabra de hoy: Ser amados

Lunes V de Pascua

Evangelio: Juan 14,15-21
“Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor”

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.”

Comentaario:

Nuestra vocación original al amor no se trata sólo de que amemos hacia afuera. Hemos nacido para amar y también para ser amados. Sólo cuando recibimos el amor de Dios con un corazón dispuesto. experimentamos nuestra verdadera libertad y nuestra máxima realización.

¿Me reconozco amado inmensamente por Dios más allá de cualquier adversidad?

Cuando amamos a Dios viviendo a fondo su Palabra y el amor a los hermanos, experimentamos su presencia que nos acompaña, nos sostiene y nos impulsa a ir siempre más allá de nosotros mismos. Superamos así una existencia infecunda, cerrada sobre sí misma y carente de esperanza.

¿En qué tengo que mejorar para que mi vida espiritual sea más auténtica y abierta?

La presencia del Espíritu Santo en nosotros es la fuerza que nos proyecta hacia la eternidad, nos hace mirar la realidad con sabiduría y nos hace reconocer la mano amorosa de Dios detrás de todas las circunstancias que nos toca atravesar. En estos días previos al Pentecostés renovemos nuestra espiritualidad y dejemos que Dios nos ilumine a través de ella.

¿En qué puedo mejorar hoy para que mi amor a Dios esté más lleno de frutos?

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Recientemente ha merecido el Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz". También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). Actualmente ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Anunciación del Señor de La Boyera, Caracas, y la docencia en el Seminario Mayor Arquidiocesano de Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s