Publicado en Palabra de Vida - Chiara Lubich

Palabra de Vida de Mayo

Palabra de Vida de Mayo 2014

Por Chiara Lubich

 

Versión en .ppt: Palabra de Vida – Mayo 2014

 

images

“…En nombre de Cristo, déjense reconciliar con Dios”

                                                               (2 Cor 5, 20)

 

Se trata de la exhortación de Pablo a los Corintios que viene después del gran anuncio, corazón de todo el Evangelio. Dios ha reconciliado al mundo consigo por medio de Cristo. (2 Cor 5,19)

Sobre la cruz, en la muerte de su Hijo, Dios nos ha dado la prueba suprema de su amor.Por medio de la cruz de Cristo, nos ha reconciliado consigo.

Esta verdad fundamental de nuestra fe tiene hoy plena actualidad. Es la revelación que espera toda la humanidad: sí, Dios está cercano a todos con su amor y ama apasionadamente a cada uno. Nuestro mundo necesita este anuncio, pero lo podremos dar si antes nos lo anunciamos y nos lo volvemos a anunciar, hasta sentirnos circundados por este amor, aun cuando todo hiciera pensar lo contrario.

 

…En nombre de Cristo, déjense reconciliar con Dios”

Pero la fe en el amor de Dios no puede quedarse encerrada en la interioridad de cada uno, como

muy bien explica Pablo: Dios nos ha dejado el encargo de hacer que los demás se reconcilien con El (2 Cor.5,18) confiando a cada cristiano la gran responsabilidad de dar testimonio del amor de Dios por sus criaturas. ¿Cómo?

Todo nuestro comportamiento debería hacer creíble la verdad que anunciamos. Jesús ha dicho claramente que antes de llevar la ofrenda ante el altar, deberíamos reconciliarnos con nuestro hermano o hermana que tuviera alguna queja contra nosotros.(cf Mt 5, 23-24)

 

…En nombre de Cristo, déjense reconciliar con Dios”

 

Y esto es válido ante todo al interior de nuestras comunidades: familias, grupos, asociaciones, Iglesias. Es decir que estamos llamados a derribar todas las barreras que se oponen a la concordia entre las personas y los pueblos.

Sobre todo en este mes en el que en muchas partes del mundo se celebra la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, estamos llamados a colaborar, a comprometernos con la oración sobre todo para contribuir a que caigan los obstáculos que constituyen un impedimento para la plena comunión entre las Iglesias.

 

…En nombre de Cristo, déjense reconciliar con Dios”

 

“En nombre de Cristo” quiere decir “en su lugar”. Haciendo sus veces, viviendo con El y como El, amémonos como El nos ha amado, sin cerrarnos y sin prejuzgar, sino abiertos para acoger y apreciar los valores positivos del prójimo, dispuestos a dar la vida los unos por los otros. Este es el mandamiento de Jesús por excelencia, el distintivo de los cristianos, tan válido hoy como en tiempos de los primeros discípulos de Cristo.

Vivir esta Palabra significa convertirse en reconciliadores.

De este modo, cada uno de nuestros gestos, cada una de nuestraspalabras, cada una de nuestras actitudes, si están impregnadas deamor, serán como las de Jesús. Seremos, como El, portadores dealegría y esperanza, de concordia y de paz, es decir, del mundo reconciliado con El (cf 2 Cor 5,19) que espera toda la creación.

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Recientemente ha merecido el Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz". También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). Actualmente ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Anunciación del Señor de La Boyera, Caracas, y la docencia en el Seminario Mayor Arquidiocesano de Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s