Publicado en Christian Díaz Yepes

La Palabra del domingo: Reconocer su venida

La Palabra del domingo: Reconocer su venida

Domingo  III de Adviento

 

† Lectura del santo Evangelio

según san Lucas (7, 19-23)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Juan envió a dos de sus discípulos a preguntar a Jesús: “¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?” Cuando llegaron a donde estaba Jesús, le dijeron: “Juan el Bautista nos ha mandado a preguntarte si eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro”.

En aquel momento, Jesús curó a muchos de varias enfermedades y dolencias y de espíritus malignos, y a muchos ciegos les concedió la vista. Después contestó a los enviados: “Vayan a contarle a Juan lo que han visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el Evangelio. Dichoso el que

no se escandalice de mí”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Comentario:

Jesús no necesita otra respuesta para Juan que sus mismos signos. Ellos son la respuesta a la humanidad que busca a Dios. También hoy, cuando nos preguntamos por Él, su Espíritu nos impulsa a reconocerle presente a través de los signos que genera en nuestra vida. Date cuenta: hay mucho más de Dios en ti de lo que has podido notar.

En este domingo trataré de reconocer las manifestaciones de Dios en mi vida y daré testimonio de ello ante los demás.

Hay una pregunta fundamental en el Adviento: ¿Dónde encuentro a Dios en mi vida? ¿Cuáles son esos momentos en los que Él viene hasta mí? La Iglesia nos enseña que hay unos modos de presencia suyos que son fundamentales: Su Palabra, la Eucaristía, el hermano, la vida en unidad. Este es un tiempo propicio para volver a valorar estos encuentros benditos que tenemos día a día. No dejemos que la simplicidad y la rutina nos hagan perder la fascinación por descubrir a Dios tan cercano a nosotros.

¿Cuál es el modo de presencia de Cristo que más valoro en mi vida?

Reconocer a Jesús produce alegría, y hoy es el domingo de la alegría (Llamado clásicamente “Gaudete”, que significa “Alegraos”). El papa Francisco ha llamado a toda la Iglesia a redescubrir el valor de la alegría como distintivo del cristiano. Más allá de cualquier adversidad y de cualquier dolor, la certeza de que el Señor está cerca de nosotros debe hacernos experimentar un profundo gozo y una confianza que llene de luz nuestra existencia.

Pidamos hoy al Señor el don de su alegría y comuniquémosla a todos los que podamos

 

 

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz" (Caracas, 2009, Madrid, 2014). También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). En 2018 recibió el grado de Doctor en Teología por la Universidad San Dámaso de Madrid, donde actualmente reside. Ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Asunción de Torrelodones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s