70 años del Movimiento de los Focolares (3º día)

Un ideal para todos / 70 años en 7 días (3)

3 diciembre 2013
Continuamos destacando algunos momentos de la historia de los Focolares

Siguen pasando los años y la vida en comunión se difunde por todas partes; a principios de los sesenta una decena de focolarinos se instala más allá del telón de acero.  En 1961 el espíritu del movimiento penetra entre los hermanos cristianos no católicos. En 1967 nace la segunda generación del movimiento; a continuación llegará la tercera, la cuarta y la quinta. Nacen el Gen Rosso y el Gen Verde, los movimientos Familias Nuevas y Humanidad Nueva,…  la vida del evangelio llega a muchos lugares y se traduce en amor concreto a cada persona necesitada.

En junio de 1967 el patriarca ecuménico de Constantinopla, Atenágoras I, invita a Chiara a Estambul:

“Me recibió como si me conociera de siempre. ‘La estaba esperando’, exclamó, y quiso que le contara los contactos del movimiento con luteranos y anglicanos. ‘Es algo grande conocerse –comentó-; hemos vivido aislados, sin tener hermanos, sin tener hermanas durante muchos siglos, como huérfanos. Los primeros diez siglos del cristianismo fueron para los dogmas y la organización de la Iglesia. En los diez siglos siguientes tuvimos los cismas, la división. La tercera época, ésta, es la del amor’. Me pidió mantener el contacto. (…) Lo que me impresionó fue su figura (…) y sobre todo su corazón: un corazón grande, tan profundamente humano que suscitó en mí la pregunta de cuántos más había conocido así en mi vida.” (1)

Las entrevistas se sucedieron, hasta mantener un total de veinticinco. La relación estrecha continuó con el patriarca Demetrio I y con el actual, Bartolomé I, quien fue a visitar a Chiara al hospital poco antes de su muerte.

Nacen y se profundizan relaciones con todo tipo de personas. Como solía decir Chiara, “todos son candidatos a la unidad”. La fraternidad universal cada día está más cerca.

1. FONDI, E.M y ZANZUCCHI, M.: Un pueblo nacido del Evangelio. Madrid: Ciudad Nueva, 2005 – p. 354

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s