La Palabra del domingo: Sin bajar la guardia

La Palabra del domingo: Sin bajar la guardia

Domingo 29º del tiempo ordinario

 

luces-navidenas-de-fondo

Evangelio: Lucas 18, 1-8

“Dios hará justicia a sus elegidos que le gritan”

En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin cansarse, les propuso esta parábola: “Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres.En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario.”Por algún tiempo se llegó, pero después se dijo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara.””Y el Señor añadió: “Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?”

 

Comentario:

Orar sin cansarse: No se refiere aquí Jesús a una fatiga física o mental en la práctica de la oración, sino a perder la fe en que a través de ella conseguimos la gracia que Dios nos quiere ofrecer. Las lecturas de hoy coinciden en la necesidad de favorecer los medios para mantenernos en un trato continuo con Dios y disponer todos los medios para que Él pueda actuar en nuestra vida.

¿Soy constante en mi oración o me desanimo cuando no veo resultados inmediatos?

La actitud de la viuda nos habla de constancia en la oración, pero a la vez de audacia y hasta “ejercer presión” hacia Dios para conseguir de Él lo que nos corresponde. Este enseñanza es aún más clara cuando Jesús nos hace ver que ante todo Él es Padre, por lo cual podemos pedirle con la certeza de que quiere lo mejor para nosotros y que posiblemente está esperando que volvamos a Su presencia para ofrecernos todo lo que necesitamos.

¿Me dirijo a Dios como Juez o como Padre?

El punto final de la parábola nos muestra que ella está referida a la fe. La oración es camino y alimento para que crezca en nosotros. Más que orar para pedir cosas, tenemos que hacerlo para crecer en la conciencia de que somos hijos amados que podemos contar con la solicitud de nuestro Padre.

¿Cómo puedo crecer en la fe durante esta semana?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s