La Palabra del domingo: Pasar la prueba

La Palabra del domingo: Pasar la prueba

Domingo 21º del tiempo ordinario

08

Evangelio: Lucas 13, 22-30
“Vendrán de oriente y occidente y se sentarán a la mesa en el reino de Dios”

En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando.Uno le preguntó: “Señor, ¿serán pocos los que se salven?”Jesús les dijo: “Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”;y él os replicará: “No sé quiénes sois.”Entonces comenzaréis a decir.”Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas.”Pero él os replicará: “No sé quiénes sois. Alejaos de mí, malvados.”Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.”

 

Comentario:

No bastan unas pocas obras. No basta ni siquiera decir que somos de Cristo para pasar la prueba. La pertenencia a él no es cosa de palabras, sino de comunión con su amor. Es necesario que nos dejemos conocer por él y actuar en consecuencia. El trato asiduo de la oración y la práctica del bien nos hacen ser conocidos y re-conocidos por el Señor y entrar por la puerta de su salvación.

¿Cómo puedo mantener hoy un trato de confianza con Dios?

Nuestra realización y nuestra paz están en la comunión con el amor de Dios que se refleja también en una mirada fraterna hacia quienes están a nuestro lado. El camino ancho es cerrarnos en nosotros mismos, es decir, quedarnos en nuestros propios problemas, gustos y pareceres. Paradójicamente, el camino angosto es ir más allá de ellos ensanchando nuestro corazón para acoger la fuerza divina y a todos los hermanos. Así, perdiendo se encuentra; ofreciéndonos, recibimos.

¿Cuáles son las estrecheces de corazón que tengo que superar hoy?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s