La Palabra de hoy: Tan cerca

La Palabra de hoy: Tan cerca

Viernes 17 del tiempo ordinario

† Lectura del santo Evangelio

según san Mateo (13, 54-58)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: “¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿Acaso no es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama María su madre y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Qué no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?” Y se negaban a creer en él.

Entonces, Jesús les dijo:

“Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa”. Y no hizo muchos milagros allí por la incredulidad de ellos.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:

A los nazarenos les costó reconocer la divinidad de Jesús porque creían conocerlo demasiado bien. Contaban con tantas certezas humanas sobre Él que no fueron capaces de reconocer el misterio que encerraba la vida de aquel hombre que compartía cotidianamente con ellos. Y nosotros, que creemos conocer bien la divinidad de Jesús ¿acaso no nos cuesta reconocerlo en la humanidad en la que Él se ha quedado presente? Es fácil decir que reconocemos a Jesús como Dios y dejar de reconocer al prójimo como hijo suyo. Demasiado fácil decir que amamos a  Dios, a quien no vemos, y dejar de amar al hermano al que sí podemos ver.

¿Reconozco la presencia de Dios en cada prójimo que me pasa al lado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s