Publicado en La Palabra de hoy

La Palabra del domingo: Enséñanos a orar

La Palabra del domingo: Enséñanos a orar

Domingo 17 del tiempo ordinario

orar2520siempre

Evangelio: Lucas 11, 1-13
“Pedid y se os dará”

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.”
Él les dijo: “Cuando oréis decid: “Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación.””
Y les dijo: “Si alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche para decirle: “Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle.”
Y, desde dentro, el otro le responde: “No me molestes; la puerta está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos.”
Si el otro insiste llamando, yo os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por la importunidad se levantará y le dará cuanto necesite.
Pues así os digo a vosotros:
Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca halla, y al que llama se le abre.
¿Qué padre entre vosotros, cuando el hijo le pide pan, le dará una piedra?
¿O si le pide un pez, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?
Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?”

Palabra del Señor

Gloria a ti, Señor Jesús

 

Comentario:

 

Uno de los aspectos en los que más necesitamos crecer es la actitud desde la que nos dirigimos a Dios. Jesús nos enseña que ante todo Él es Padre. Por eso podemos acudir a su presencia con la confianza de los hijos que pueden esperarlo todo de su Providencia. Esta es una disposición activa: Hay que pedir, buscar, llamar. Oportunidades para crecer en el trato continuo con Dios y redescubrir su amor.

¿Cuánto estoy acudiendo a la solicitud de mi Padre del cielo?

“¡Padre!”: Esa palabra que con certeza podemos saber que pronunciaba frecuentemente Jesús. ”¡Padre!”… es la palabra que Él nos enseña a pronunciar también nosotros con toda confianza, pues Él nos ha hecho hijos de Dios. Y nos enseña en esta oración a pronunciarla acompañada de adoración por su grandeza, de confianza por su providencia, de certeza de su perdón, libres de temor porque Él nos previene de todo mal.

Hoy tomemos unos minutos para meditar la oración del Padrenuestro, rezándolo con mucha calma y profundizando en todo su contenido

Muchas veces sentimos tantos escrúpulos al darnos cuenta de que en nuestra oración sólo pedimos y pedimos… Pues ¡Qué bueno! Sigámoslo haciendo, pero desde la perspectiva de Jesús- Él  hoy nos está enseñando a poner en el primer lugar de nuestras peticiones a Dios (“santificado sea TU nombre, venga TU reino, hágase TU voluntad…”) y a los demás (“NUESTRO pan, NUESTROS pecados, líbraNOS del mal…). No se trata entonces de no pedir en la oración, sino de no pedir sólo para nosotros mismos.

Hagamos el esfuerzo de cambiar de perspectiva en nuestra manera de orar, poniendo en el primer lugar de nuestras peticiones a Dios y a los demás.

 

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz" (Caracas, 2009, Madrid, 2014). También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). En 2018 recibió el grado de Doctor en Teología por la Universidad San Dámaso de Madrid, donde actualmente reside. Ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Asunción de Torrelodones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s