La Palabra de hoy: Ofrecernos

La Palabra de hoy: Ofrecernos

Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

Multiplicación de los panes y los paces-Iglesia de San Salvador, Chora (Estambul) (foto D. Osseman) (1)

Evangelio: Lucas 9, 11b-17
“Comieron todos y se saciaron”

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban.
Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle: «Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.»
Él les contestó: «Dadles vosotros de comer.»
Ellos replicaron: «No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío.»
Porque eran unos cinco mil hombres.
Jesús dijo a sus discípulos: «Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.»
Lo hicieron así, y todos se echaron.
Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

 

Comentario:

Como Sumo y Eterno sacerdote multiplicó Jesús los panes y peces porque fue la ofrenda pura y confiada que pudo recibir. ¡Cuánto se queda sin multiplicar en nosotros porque nuestros miedos y mezquindades nos impiden ofrecernos confiadamente a Dios! Nuestra disposición para dar al Señor lo mejor de nosotros mismos  es nuestra mejor manera de asociar nuestras vidas al sacerdocio de Cristo.

¿Qué debo dar hoy de mí mismo a Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s