La Palabra de hoy: Todo es posible

La Palabra de hoy: Todo es posible

Lunes VII del tiempo ordinario

FARO

Evangelio: Marcos 9,14-29
“Tengo fe, pero dudo; ayúdame”

En aquel tiempo, cuando Jesús y los tres discípulos bajaron de la montaña, al llegar adonde estaban los demás discípulos, vieron mucha gente alrededor, y a unos escribas dicutiendo con ellos. Al ver a Jesús, la gente se sorprendió, y corrió a saludarlo. Él les preguntó: “¿De qué discutís?” Uno le contestó: “Maestro, te he traído a mi hijo; tiene un espíritu que no le deja hablar y, cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda tieso. He pedido a tus discípulos que lo echen, y no han sido capaces.”
Él les contestó: “¡Gente sin fe! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? Traédmelo.” Se lo llevaron. El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; cayó por tierra y se revolcaba, echando espumarajos. Jesús preguntó al padre: “¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?” Contestó él: “Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo ha echado al fuego y al agua, para acabar con él. Si algo puedes, ten lástima de nosotros y ayúdanos.” Jesús replicó: “¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe.” Entonces el padre del muchacho gritó: “Tengo fe, pero dudo; ayúdame.” Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo: “Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: Vete y no vuelvas a entrar en él.” Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió. El niño se quedó como un cadáver, de modo que la multitud decía que estaba muerto. Pero Jesús lo levantó, cogiéndolo de la mano, y el niño se puso en pie.
Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas: “¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?” Él les respondió: “Esta especie sólo puede salir con oración.”

 

Comentario:

La fe es una puerta a la que debemos llamar con insistencia. De nada nos sirve quedarnos parados ante ella, sin poner el movimiento el dinamismo de lo que nos ofrece. No basta con decir: “tengo fe”, sino más bien: “vivo la fe”. Esto significa buscar una y otra vez cómo ponerla a dar frutos, generar vida, transformar una realidad que a veces pudiera abrumarnos con el peso de sus contrariedades. “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? (Rom 8, 31). La fe es permanecer, como María, al pie de la cruz y esperarlo todo de Dios.

¿Mi fe me mueve a una actitud proactiva que espera las maravillas de Dios?

Anuncios

Una respuesta a “La Palabra de hoy: Todo es posible

  1. Gracias, SeÑor, gracias. Vivo la fe cuando con todas esas reflexiones me van dejando herramientas para acompañar a otros. Y nos vamos acercando a un camino seguro que nos invita a servir sin esperar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s