Publicado en La Palabra de hoy

La Palabra del domingo: Elegir a Dios

La Palabra del domingo: Elegir a Dios

Domingo 21 del tiempo ordinario

† Lectura del santo Evangelio

según san Juan (6, 55. 60-69)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos:

“Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida”.

Al oír sus palabras, muchos discípulos de Jesús dijeron:

“Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”

Dándose cuenta Jesús de que sus discípulos murmuraban, les dijo:

“¿Esto los escandaliza? ¿Qué sería si vieran al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da la vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida, y a pesar de esto, algunos de ustedes no creen”. (En efecto, Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo habría de traicionar).

Después añadió:

“Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya no querían andar con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce:

“¿También ustedes quieren dejarme?”

Simón Pedro le respondió:

“Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:

“¿Les resulta difícil aceptar eso?” pregunta Jesús a los que se escandalizan de sus palabras. Así concluye el Discurso del Pan de Vida, que hemos leído durante cuatro domingos. Las palabras del Señor no dejan indiferente a nadie. Ellas son signo de contradicción, piedra de salvación o de tropiezo.

¿Qué efectos causa en nosotros la Palabra? Si permanecemos indiferentes, no la hemos escuchado en profundidad.

“Muchos de los que le seguían se echaron para atrás”. La Palabra somete a juicio nuestro seguimiento a Jesús. Ante Él tenemos que hacer una elección. No puede ser auténtico discípulo quien le sigue sólo por costumbre o por una convención social. Necesitamos descubrir el llamado que Él nos hace a la autenticidad de nuestro ser cristianos.

¿Mi seguimiento a Cristo está fundado en su Palabra?

Pedro proclama en nombre de los Doce su adhesión a Cristo y a su Palabra. Es significativo que Jesús comenzó hablando del Pan de Vida y ahora concluye el Apóstol identificándolo con su Palabra. La Palabra divina es pan, alimento vital para el que responde a ella. Necesitamos nutrirnos de su fuerza una y otra vez en nuestro camino hacia Dios.

¿Vivo una verdadera comunión con la Palabra de Dios, dejándome interpelar por ella y poniéndola en práctica?

Anuncios

Autor:

Sacerdote y poeta. Nacido en Caracas, Venezuela, en 1980. Estudió Artes, Filosofía y Teología. Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Caracas en el 2007. Premio Nacional de Poesía Juvenil del Ateneo de Caracas y la Casa de la Poesía de Caracas (1996). A los 19 años su libro "Las Ruedas" fue seleccionado en concurso y publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana (1999). En el 2004 la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello publicó su libro "Una Barca. Ha publicado y recitado en países como Estados Unidos, Italia, Suiza, Brasil y Siria. Su poesía ha sido traducida al Inglés, al Italiano y el Árabe. Recientemente ha merecido el Premio Trípode de literatura cristiana por su libro de espiritualidad "Beber de la fuente de la paz". También ha sido nominado para recibir el Premio Mundial de Poesía Mística (Roma, 2010). Actualmente ejerce su labor pastoral en el la parroquia La Anunciación del Señor de La Boyera, Caracas, y la docencia en el Seminario Mayor Arquidiocesano de Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s