La Palabra de hoy: Puedes curarme

La Palabra de hoy: Puedes curarme

Jueves de la I Semana del Tiempo Ordinario

† Lectura del santo Evangelio

según san Marcos (1, 40-45)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, se le acercó a Jesús un leproso para suplicarle de rodillas: “Si tú quieres, puedes curarme”.

Jesús se compadeció de él, y extendiendo la mano, lo tocó y le dijo: “¡Sí quiero: sana!” Inmediatamente se le quitó la lepra y quedó limpio.

Al despedirlo, Jesús le mandó con severidad: “No se lo cuentes a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo prescrito por Moisés”.

Pero aquel hombre comenzó a divulgar tanto el hecho, que Jesús no podía ya entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en lugares solitarios, a donde acudían a él de todas partes.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario

 

Se nos muestra nuevamente la disposición de Jesús para ayudar a quien lo necesite. Hoy extiende su mano sanadora hacia un “intocable” de su tiempo para mostrar que el amor de Dios supera las barreras que alzamos los hombres y nos impiden ser solidarios. También de nosotros se espera que volvamos nuestra mirada y extendamos nuestras manos hacia los despreciados de hoy: pobres, enfermos y pecadores. El amor que manifestemos, al provenir de Dios, puede convertirse también en fuente de vida y salvación para muchos.

¿A qué excluidos puedo mostrar hoy solicitud y caridad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s